Obama es patatas Pringles y McCain es Cheetos

Obama es patatas Pringles y McCain es Cheetos

 

Unas respuestas que van desde el candidato Ford al candidato BMW, pasando por el candidato iPhone, el Blackberry, sin olvidar al omnipresente McDonald’s. Si quieren saber quién
es quién, sigan leyendo.

Estos son los temas que gustan en la redacción de I Love Publi. Divertidos, un poco absurdos, polémicos y sencillitos de hacer. De hecho, el que hoy les traemos ha llegado
prácticamente acabado porque el tema es tan delirante que poco tenemos que añadir al respecto.

Todo gracias a la Landor Associates, una de las compañías más prestigiosas dedicadas a los estudios y consultoría de marca, fundada por el
bueno de Walter Landor allá por el año 41 del siglo pasado. Esta empresa ha realizado un estudio a principios del mes de octubre por el cual pedía
a una muestra de mil votantes demócratas, republicanos e independientes, que asociasen a los candidatos a la presidencia y a sus vicepresidentes con diferentes
marcas de uso cotidiano.

Hoy Landor ha hecho públicos los resultados que, aunque seguro pueden ser objeto de infinidad de estudios sociológicos, lo cierto es que así, a primera vista,
provocan cierta hilaridad y nos recuerdan a ese concurso que tenía Raffaella Carrá en Televisión Española que comenzaba
diciendo “Si fuerra…” para, a continuación, dar una serie de pistas destinadas a adivinar el personaje u objeto del que se trataba.

Como lo de los estudios sesudos está muy bien pero Raffaella Carrá está mucho mejor (a pesar de su edad), permítannos que lo hagamos al modo de la italiana
universal. Aquí van algunos de los resultados más sorprendentes:

  • Si fuera un automóvil: Obama sería un BMW y McCain, un Ford.
  • Si fuera un ordenador: Obama sería un Mac y McCain, un PC.
  • Si fuera un buscador de internet: Obama sería Google y McCain, AOL.
  • Si fuera una revista semanal: Obama sería People y McCain, Business Week.
  • Si fuera un teléfono móvil: Obama sería un iPhone y McCain, una Blackberry.
  • Si fuera una marca de aperitivos: Obama sería Pringles y McCain, Cheetos.
  • Si fuera un personaje de ficción: Obama sería James Bond y McCain, Joe Bauer.

Curiosamente, en lo que ambos candidatos coinciden es en la parte gastronómica. Si fueran una cadena de comida rápida tanto Obama como McCain serían
McDonald’s, lo que nos deja claro eso que todos sospechábamos: que a pesar de sus diferencias, en el fondo, los presidentes de EE. UU. tienen los mismos
intereses a la hora de expandir sus franquicias.

Por cierto, ¿sabrían ustedes decirnos qué sería Zapatero y qué Rajoy con esos mismos ejemplos?

Leggi Anche
Scrivi un commento