Más de 6.000 niños chinos están afectados por la leche contaminada

 

Tres niños muertos y 6.244 heridos de diversa gravedad es el balance actual de la alerta sanitaria desatada en China por la
leche materna de la empresa Sanlu contaminada con melamina, que tiene a 158 sufriendo graves deficiencias
renales
y a otros 1.327 ingresados en el hospital, mientras que más
de 4.000 tienen afecciones leves.

Dos de los fallecidos se han producido en la región de Gansu (noroeste), mientras que el otro ha muerto en la región de Zhejiang, en el este. Los tres han muerto por
problemas renales provocados por la melamina.

En una inspección a nivel nacional se ha descubierto que 491 muestras pertenecientes a 22 compañías de las 109 que venden estos alimentos en el país estaban
contaminadas, entre ellas algunas gigantes como Yili y Mengniu, según informa Efeagro.

La leche se adultera con melamina para engañar a los compradores de la marca, ya que esta sustancia da mayor consistencia a los líquidos, pero al mismo
tiempo ha causado graves problemas en el tracto urinario de los bebés y la formación de piedras en el riñón, algo muy extraño en niños de corta
edad.

Hasta el momento, cuatro funcionarios han sido expulsados en Shijiazhuang, capital de la provincia septentrional de Hebei, donde tiene su sede Sanlu, entre ellos el
teniente de alcalde a cargo de Agricultura, Zhang Fawang, y el director del organismo de alimentos y medicinas, Zhan Yi.

La compañía Sanlu, productora de la leche contaminada, ofreció una disculpa pública y su presidenta y directora general, Tian Wenhua, fue despedida de su cargo
a raíz del escándalo.

NO SE DESCARTAN MÁS CASOS

El Ministerio de Salud ordenó ayer a todos los organismos sanitarios del país que se preparen ante el previsible aumento de bebés con cálculos renales por la
ingesta de leche adulterada con melamina.

La mayoría de las intoxicaciones, que comenzaron a producirse hace meses aunque se destaparon la semana pasada, se produjeron en las provincias de Hebei (norte),
Jiangsu (este) y Gansu (noroeste), donde se produjeron las dos muertes.

POLÉMICA CON NUEVA ZELANDA

Sanlu ha retirado 8.210 toneladas de su leche en polvo para bebés del mercado (toda la producida antes del pasado 6 de agosto), y Pekín está en contacto directo con
la diplomacia neozelandesa, ya que un 43 por ciento de Sanlu es propiedad de una empresa de Nueva Zelanda, “Fonterra Cooperative Group”, que se enteró del caso el 2
de agosto.

Por su parte, la primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, aseguró que las autoridades locales taparon el escándalo y sólo actuaron enérgicamente contra
Sanlu -una prestigiosa marca en el sector lácteo chino- después de que su Gobierno contactara con Pekín.

Sin embargo, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jian Yu, explicó que Pekín recibió el 9 de septiembre el informe del Gobierno neozelandés y que,
previo a él, los gobiernos locales implicados habían ya tomado medidas.

Leggi Anche
Scrivi un commento