Bush, sobre terrorismo

 

Los bajos índices de popularidad que el presidente en funciones de Estados Unidos, George W. Bush, se llevará en la maleta cuando abandone la Casa Blanca pesan más
de lo esperado al mandatario. A pocos días de dejar su cargo, Bush ha querido congraciarse con el electorado y ha reconocido que lamenta haber hecho algunas declaraciones sobre
la lucha contra el terrorismo durante sus ocho años en el Gobierno.Obama, por su parte, cambia la política estadounidense y limita el papel de los grupos de
presión.

«Lamento haber dicho algunas cosas que no debí decir», señala Bush en una entrevista ofrecida a la periodista Heidi Collins de la cadena de televisión
CNN.

Bush, quien entregará el control de la Casa Blanca al presidente electo Barack Obama el 20 de enero, se refirió en especial a declaraciones que formuló en el
portaaviones Abraham Lincoln poco después de comenzar la guerra de Irak en marzo del 2003.

«Misión cumplida»

La imagen de Bush hablando al país fue transmitida con un cartel que a su espalda decía «Misión cumplida» y esa declaración fue considerada como
un anuncio de que habían llegado a su fin las operaciones de combate estadounidenses en Irak.

La misión estaba lejos de haberse cumplido y el conflicto se arrastra hasta el día de hoy con más de 4.000 soldados estadounidenses muertos. «Tenían un
cartel que decía Misión Cumplida. Era un cartel destinado a los marinos del barco, pero sugería algo más. Algunos pensaron que Bush creía que la
guerra había terminado. Yo no creía eso, pero incluso así se transmitió un mensaje equivocado», dijo.

Bin Laden, «vivo o muerto»

Otra declaración considerada desafiante fue cuando dijo «vivo o muerto» en referencia a Osama bin Laden, el líder de Al Qaeda considerado el cerebro de los
atentados del 11 de septiembre del 2001 en EEUU. «Mi esposa (Laura) me recordó que, como presidente de Estados Unidos, debía tener cuidado con lo que
decía», indicó el gobernante que dejará la solución del conflicto al próximo presidente.

Bush ofreció la entrevista a bordo del navío «USS Intrepid» en Nueva York después de un discurso pronunciado en el día que EEUU rinde homenaje a
los veteranos de guerra.

El presidente de EEUU también dijo que proyecta regresar a su estado de Texas después del 20 de enero y «tal vez escribir un libro» el cual estaría
referido a las circunstancias en las que tuvo que tomar «difíciles decisiones». «Quiero que la gente sepa la verdad y sepa lo que es estar sentado en la Oficina
Oval» de la Casa Blanca, manifestó.

Bush, quien abandonará el Gobierno con los índices más bajos de popularidad en la historia de Estados Unidos, señaló que hay muchas cosas de las
cuales se siente orgulloso: «Me enorgullece ser el comandante en jefe de gente que es tan solidaria y valiente que hasta se presenta como voluntaria para servir al país en
tiempos de guerra», manifestó.

«Me siento orgulloso cuando veo a la gente que alimenta a los hambrientos. Me siento orgulloso cuando estoy en África y veo a los voluntarios que ayudan a esos ciudadanos
que están muriendo de VIH-sida», agregó.

 

Leggi Anche
Scrivi un commento