«No le debo una lira al fisco de Italia», responde el artista Fernando Botero

«No le debo una lira al fisco de Italia», responde el artista Fernando Botero

 

Sorprendido por el anuncio de que podría ser investigado por una supuesta evasión de impuestos el maestro aseguró que va a defender su buen nombre en todos los
escenarios de ese país.

El artista le dijo a EL TIEMPO desde Europa que no entiende por qué la Policía Financiera de Italia envió un oficio para que la Fiscalía de Lucca – provincia
de Pietrasanta, donde Botero tiene su estudio, investigue si incurrió en una evasión fiscal.

Según agencias internacionales, las autoridades alegan que Botero debe pagar impuestos en Italia porque sus esculturas son completamente producidas por fundiciones del
país, desde donde se distribuyen a galerías de todo el mundo.

Él responde que su arte genera empleos en esa región italiana, que explicó suficientemente el caso a las autoridades de ese país y que en último caso
pensaría en abandonar Pietrasanta, donde fue declarado ciudadano ilustre.

¿Por qué la Policía Financiera pide investigarlo?

La oficina de impuestos de Italia hizo una investigación a 10 artistas de la región en la que yo trabajo (Pietrasanta), y resolvieron que debía un millón de
dólares en impuestos. Tuve un encuentro con ellos y les dije: Yo no soy italiano, soy colombiano, y no tengo que pagar impuestos en Italia como si fuera italiano.

Ellos aseguran que debe pagar impuestos porque las fundiciones se hacen allá…

Les expliqué que la plata para pagar las fundiciones viene de afuera, que las esculturas que son fundidas se van para fuera de Italia y que por eso no tengo por qué
pagarle una lira al Gobierno italiano, porque al contrario, yo doy trabajo allá.

Uno de los temas que se mencionan es un supuesto menor valor declarado de su casa en Pietrasanta. ¿Cómo es ese asunto?

Es otra de las versiones que no entiendo de dónde salen.

La casa en la que tengo el taller costó apenas 25 mil dólares. A lo que se refieren es a un apartamento que compré porque mis hijos vienen y la casa donde vivo es
pequeña.

El apartamento costó un millón 200 mil euros, pero al momento de pagar el vendedor me dijo que debía registrarlo por 600 mil. Yo qué hacía si era una
exigencia del vendedor. Pienso que eso se arregla con una multa que se la cobran más que todo al que vendió, pero no es para nada un asunto penal.

¿Qué acciones va a iniciar?

Voy a apelar a través de todos los recursos que me da la ley. Va a haber un proceso y voy a tomar las medidas ante las cortes, porque tengo que defender mi nombre. No es posible
que a estas alturas de mi vida me estén relacionando con estos temas cuando en Pietrasanta me han declarado ciudadano honorario. Yo creo que algunos funcionarios, como no
pudieron encontrarme nada, hicieron un anuncio que de alguna manera refleja su rabia y que fue recogido por algunas emisoras. Como les dije a ellos, no puedo creer que me estén
castigando por mi éxito.

Si este tema no se resuelve como usted cree que debería hacerse, ¿que ha contemplado?

Yo voy a insistir en los tribunales. Y en últimas me tocaría irme a hacer la fundición a Berlín y a Suiza, como antes lo hacía. Me daría mucha
lástima porque la calidad del bronce en Italia es excelente y porque soy amigo íntimo de todas esas fundiciones. Además, si me voy esas fundiciones se van a
quebrar, porque la mayoría sobrevive por mi taller.

«Yo no debo ni una lira en Italia. No soy italiano, no vivo en Italia y no tengo por qué pagarle al Gobierno italiano».

Fernando Botero, al referirse al reclamo de Italia.

 

Leggi Anche
Scrivi un commento