La crisis pone en riesgo a madres y bebés

 

La recesión global podría hacer que muchos gobiernos reduzcan la inversión en atención médica básica, lo que pone en riesgo la vida de las
madres y bebés vulnerables, indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que la crisis económica mundial podría retraer muchas campañas de salud pública para eliminar
enfermedades, combatir las causas básicas de la pobreza y salvar las vidas de madres y niños.

La crisis también hará que las personas empleen los sistemas de salud pública en lugar de los privados, lo que suma demandas al ajustado sector de los servicios
públicos.

“La crisis se avecina en un momento frágil para la salud pública (…) Las mujeres y los niños pequeños están entre los primeros en verse afectados
por el deterioro en las circunstancias financieras y la disponibilidad de alimentos”, afirmó Chan en un encuentro realizado en la sede de la agencia.

La reunión en Ginebra apuntó a analizar los efectos de la confusión financiera global sobre la salud. La directora general de la OMS aumentó la
preocupación al señalar que los sistemas de salud “ya ampliamente sobrecargados y mal financiados” fracasarán en la detección y tratamiento de condiciones
como el cáncer y la enfermedad cardíaca, que ya son muy comunes en los países en desarrollo.

“En épocas de crisis económicas, las personas suelen relegar la atención privada y hacen más uso de los servicios públicos financiados”, indicó
Chan y alertó que muchos ciudadanos verán perjudicada su salud si no pueden acceder a los servicios básicos que necesitan.

“La menor atención preventiva es particularmente generadora de problemas en un momento en que el envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades
crónicas son tendencias mundiales”, añadió la funcionaria.

 

Leggi Anche
Scrivi un commento