Descubierto un nuevo grupo de hormonas vegetales que regula la ramificación de las plantas

 

Los investigadores del laboratorio de fisiología vegetal de la Universidad de Wageningen, junto con un equipo internacional de investigadores, han descubierto un nuevo grupo de
hormonas vegetales. Se trata del grupo llamado estrigolactonas. Las estrigolactonas son un grupo de sustancias cuya implicación en la interacción entre las plantas y su
entorno ya era conocida. Los investigadores han podido probar ahora que dichas hormonas, también son cruciales para regular la ramificación de la planta.

El hallazgo es de gran importancia por sus posibles aplicaciones para innovaciones en horticultura. Por ejemplo, para el desarrollo de flores ornamentales y plantas de maceta más o
menos ramificadas, lo que sería de gran valor decorativo. También para las plantas de tomate, que si se ramifican menos proporcionan determinadas ventajas al productor.
Estos cultivos son de gran interés socioeconómico para Países Bajos.

En estudios con varias plantas que no producen estrigolactonas y cuya ramificación no para nunca, se ha observado que si se incorpora esta hormona de manera artificial, la
ramificación indefinida se detiene. Sin embargo, se sabe de plantas que producen estrigolactonas cuya ramificación es permanente y que no detienen su ramificación con
la introducción de manera artificial de la hormona. Por otro lado, las estrigolactonas no solo tienen consecuencias para la ramificación, también se han observado
algunos efectos nocivos al interactuar con ciertas cepas de hongos simbióticos, que dejan de proporcionar beneficios para la planta, o al favorecer la germinación de ciertas
organismos parásitos que acaban matando a la planta huésped.

Si embargo, un portavoz de la Universidad de Wageningen afirma que aún habrá que esperar varios años para poder llevar este conocimiento a la práctica de una
manera eficaz.

Leggi Anche
Scrivi un commento