Los mercados asiáticos abren con pérdidas tras el nuevo desplome de Wall Street

 

El desplome de los mercados internacionales vivido este lunes prosigue hoy en las bolsas asiáticas, que ayer cerraron con pérdidas de alrededor del 5% y que de nuevo
parecen sucumbir -salvo en el caso de Singapur- al pesimismo por las malas noticias que sigue emitiendo el sector financiero, tanto en Estados Unidos como en Europa.

El índice Nikkei de Tokio ha bajado este martes en la apertura 487,04 puntos, el 4,65%, hasta situarse en 9.986,05 puntos, por debajo de 10.000 puntos por primera vez desde el 11
de diciembre de 2003. No obstante, el Nikkei se recuperó un poco al mediodía, subiendo hasta los 10.148,46 puntos. La Bolsa de Seúl también ha abierto la
sesión con pérdidas. En su caso han sido de 26,06 puntos (1,92%) hasta situarse en los 1.332,69 puntos. Singapur, sin embargo, ha sido la excepción y ha registrado
un leve subida del índice Straits Times -0,17 puntos-, del 0,01%, que lo han dejado en 2.168,49. La bolsa de Hong Kong permanece cerrada debido al día festivo motivo del
Festival Chung Yeung y reanudará mañana su actividad.

Unas horas antes, Wall Street no había podido escapar de un ‘lunes negro’ en los mercados europeos y cerró con una caída del 3,52%, perdiendo los 10.000 puntos,
algo que no ocurría desde octubre de 2004, en un lunes negro en las bolsas mundiales a pesar de la movilización de los gobiernos para hacer frente al desplome financiero.

El Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, bajó 363,35 puntos (3,52%) hasta 9.962,03 unidades, después de llegar a descender
durante la sesión más de 800 unidades (7,75%). El Nasdaq, donde cotizan la mayoría de las empresas de tecnología e informática, perdió 84,43
enteros (4,34%) hasta 1.862,96 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió 42,21 puntos (3,84%) hasta los 1.057,02.

La Bolsa de Sao Paulo, que cierra casi a la misma hora que la estadounidense, también fue golpeada duramente por la crisis y se dejó un 5,43% y 42.100 puntos en su
índice Ibovespa. El mercado brasileño llegó a acumular caídas superiores al 15% que obligaron a interrumpir los negocios en dos periodos, de 30 minutos y una
hora, para tratar de calmar la volatilidad. Unas declaraciones apaciguadoras del ministro de Hacienda, Guido Mantega, permitieron al parqué aminorar la caída en la
última hora de operaciones.

Nerviosismo en Europa

Previamente, las bolsas europeas habían reaccionado con nerviosismo ante el anuncio del nuevo plan de rescate del Gobierno alemán para evitar la
bancarrota de la segunda hipotecaria del país. Destacó París, donde el CAC-40
registró la caída más fuerte de su historia (9,04%). Importantes recortes se registraron también en el Eurostoxx 50 (7,34%), Londres (7,29%) y
Fráncfort (algo más del 7%). En Moscú, las autoridades bursátiles se vieron obligadas a interrumpir la cotización de sus dos principales
índices tras llegar a depreciarse un 15%.

En España, en consonancia con las bolsas de todo el mundo, el Ibex 35 protagonizó una nueva jornada de pérdidas que le llevó a dejarse un 6,06% al cierre de
la jornada, lo que supone la segunda peor caída del año. De esta manera, el principal indicador del mercado español cedió 692,50 puntos, hasta los 10.726
puntos. La peor se registró el 21 enero, cuando la bolsa española perdió el 7,54%. Entre los grandes valores del mercado, Banco Santander perdió el 6,07%;
BBVA, el 5,20%; Telefónica, el 5,59%; Repsol YPF, el 7,19% e Iberdrola, el 7,62%.

Además, la falta de una respuesta común a la crisis y la desconfianza en los valores financieros se extendieron al mercado de divisas, donde el euro tocó un
mínimo anual en 1,3548 dólares.

Leggi Anche
Scrivi un commento