Descubren un gen que retrasa la floración de las plantas

 

El campo de este estudio, la floración de las plantas, ha experimentado grandes avances en el último siglo. Los investigadores han comprobado que las plantas pueden
reconocer las estaciones así que como la duración de los días. Basándose en esa información, su reloj biológico les indica cuándo es el
momento adecuado para producir frutos y cuándo no. “Sin embargo, todavía quedan misterios que resolver, como conocer en qué consiste exactamente ese reloj
circadiano o cómo éste se articula con los demás genes de la planta”, explica Pelaz.

A principios del siglo pasado, los científicos trabajaban con la hipótesis de que la floración debía ser el resultado de un equilibrio entre sustancias que la
promovieran, a los que se llamó florígenos, y otras que la reprimieran, los antiflorígenos. El descubrimiento del gen Constans –promotor de la floración-
hace unos años refrendó la teoría.

La citada investigación, probada en la planta modelo Arabidopsis Thaliana, identificó la proteína FT, que induce la floración, así como una
molécula que activa FT, el gen Constans. Los autores descubrieron que la acumulación de FT en respuesta a la activación de Constans promueve la
floración.

Sin embargo, el estudio dejaba una cuestión sin resolver: en muchas ocasiones, las plantas presentan una elevada concentración de Constans y, a pesar de ello, no
florecen.

Misterio resuelto

Las investigadoras del CSIC han querido resolver el enigma y, analizando modelos de Arabidopsis, han identificado los genes que retrasan la floración. Tempranillo, según el
estudio, codifica una proteína que retrasa la floración reprimiendo directamente la expresión de FT. El estudio muestra además que la acumulación y la
actividad de FT están determinadas por un equilibrio entre el activador Constans y los represores Tempranillo.

Pelaz explica el hallazgo: “En plantas jóvenes la actividad de los genes Tempranillo es elevada y sólo cuando ésta desciende en etapas posteriores Constans es
capaz de activar a FT en condiciones favorables”. Las plantas, de esta manera, añaden, controlan de forma precisa el momento en que debe florecer evitando una
floración precoz y permitiendo acumular las reservas necesarias para la formación de las flores.

Según las investigadoras, que trabajan en el Centro de Agrogenómica (centro de reciente creación fruto del consorcio entre el CSIC, la Universidad Autónoma de
Barcelona y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria), en Barcelona, el trabajo contribuye a conocer mejor la floración y fructificación de
las plantas y sienta las bases para poder controlar sendos procesos.

Leggi Anche
Scrivi un commento