Sanidad prohíbe la comercialización de un fungicida común en zapatos 'made in China'

 

La presencia de dimetilfumarato fue hallada en varios lotes de calzado y sillones.

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una resolución que prohíbe la comercialización de calzado, sillones y
cualquier otro tipo de artículo que, por su uso, vaya a estar en contacto con la piel y contengan dimetilfumarato, una sustancia que puede llegar a provocar lesiones
alérgicas.

El ministerio publica esta resolución después de que, en el último mes, se hayan registrado numerosos casos de lesiones cutáneas provocadas,
principalmente, por la adquisición de zapatos procedentes de China. Todos los pacientes han sido tratados y han superado las reacciones alérgicas sufridas.

El BOE explica que el Instituto Nacional de Consumo (INC) ha tenido conocimiento de estos casos a través del sistema rápido de intercambio de información (Rapex)
que ha recibido “varias notificaciones alertando de la presencia de dimetilfumarato en calzado y en sillones que puede suponer un riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores”.

Asimismo, el Sistema Rápido de información de Productos Químicos comunicó al INC la presencia en España “de casos de eczema de contacto derivados de
la utilización de dimetilfumarato como fungicida en calzado”.

Envasado en bolsitas

El BOE recuerda que países como Francia, Suecia y Polonia han emitido alertas sobre esta sustancia “que se envasa en bolsitas y se inserta en los brazos y la espuma de
los muebles y en los envases de los zapatos”.
“Su acción alergénica depende de la rapidez y de la cantidad que puede salir de la bolsita e impregne el cuero del
sofá, de la silla o del calzado”, añade el BOE.

Sin embargo, la utilización de esta sustancia como fungicida está prohibida, al no haberse notificado para su inclusión en el ámbito de la Directiva 98/8/CE
del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la comercialización de biocidas y de la normativa española de transposición. Por ello, se califica a la sustancia de
“como nociva por vía dérmica, irritante para la piel, con riesgo de lesiones oculares graves”.

Por este motivo, el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través del INC, va a adoptar medidas administrativas no sancionadoras de restablecimiento o garantía de la
seguridad, cuya ejecución corresponderá a las Comunidades Autónomas.

Así, entre otras medidas, se prohibirá la introducción y comercialización en el mercado de este tipo de productos. Sanidad también contempla
su retirada del mercado
en el caso de que el dimetilfumarato esté presente en los embalajes, así como la destrucción de los productos localizados,
según señala el texto firmado por la directora del INC, Etelvira Andreu.

Leggi Anche
Scrivi un commento