La eliminación de las normas de calidad amenaza con convertir a la UE en el mercado de las segundas calidades de todo el mundo

La eliminación de las normas de calidad amenaza con convertir a la UE en el mercado de las segundas calidades de todo el mundo

 

El Comité de Gestión de la UE, reunido ayer y formado por representantes de los 27 países, aprobó la desaparición de las normas de calidad comercial de
26 frutas y hortalizas, en contra de la opinión de 16 Estados miembros, entre ellos los principales países productores comunitarios, lo que significará, en
opinión de FEPEX, eliminar la transparencia en el mercado comunitario y abrir la puerta a la oferta de baja calidad de países terceros, corriendo el peligro de que Europa se
convierta en el mercado de las segundas calidades de todo el mundo.

La nueva normativa, que entrará en vigor el 1 de enero de 2009, establece que se podrán comercializar todos los productos excepto aquellos “que presenten podredumbre u otras
alteraciones que los hagan impropios del consumo”, lo que  supondrá la comercialización de productos defectuosos. Esto, en opinión de FEPEX, no beneficia ni a
los productores, ni a los consumidores ni a la distribución, porque eliminará la transparencia que supone tener una normativa común.  Además, supone un
alto riesgo dejar que el mercado determine, exclusivamente, la calidad de las producciones hortofrutícolas.

Este Reglamento demuestra que la Comisión hace caso omiso a la posición del sector productor de frutas y hortalizas y de los Estados miembros productores, que desde que se
inició la tramitación de esta normativa, en abril de este año, la han rechazado porque afectará negativamente a la política de calidad defendida por los
productores, los Estados miembros y la propia Comisión y al comportamiento futuro del consumo.

El proyecto de Reglamento de la Comisión, aprobado ayer, limita sólo a 10 productos los que mantendrán las actuales normas de calidad comercial, eliminando las de 26
productos. Los diez productos que mantendrán norma de calidad específica, son manzanas, cítricos, kiwis, lechugas y escarolas, melocotones y nectarinas, peras,
fresas, pimientos dulces, uvas de mesa y tomates.

Los productos que ya no dispondrán de norma de calidad comercial son puerros, berenjenas, calabacines, pepinos, endibias, repollos, coles de Bruselas, apios, espinacas, coliflores,
alcachofas, zanahorias, espárragos, guisantes, judías, ajos, cebollas, melones, sandías, nueces y avellanas con cáscara, champiñones, aguacates,
albaricoques, ciruelas y cerezas. Para éstos, la Comisión propone unos requisitos mínimos, que el sector hortofrutícola considera manifiestamente
insuficientes.

Leggi Anche
Scrivi un commento