Hierbas del amor

Hierbas del amor

Quien es el que alguna vez no ha odio hablar o incluso usado o pensado en usar alguna de estos remedios naturales a base de ‘plantas medicinales’ para aumentar o solucionar un problema de
rendimiento sexual.

Cuando decidí escribir sobre este tema indague de manera meticulosa en la red…increíble, con tan sólo empezar a Googlear (guglear o googelear), comenzaron a aparecer
decenas de páginas que ofrecen toda clase de productos sin ningún orden ni concierto, al mas puro estilo ‘sex-shop’.

El tema da vértigo… estamos hablando de gente que tiene problemas y en vez de ponerse en manos médicas expertas para llegar a un diagnóstico correcto y poder plantear
un tratamiento se encamina por la senda del empirismo, la automedicación, llenando los bolsillos a unos cuantos desalmados.

En bien conocido que hay sustancias provenientes de la Medicina Natural incluso de la Medicina China Tradicional como el Ginseng Rojo Coreano, el Ginkgo Biloba, la Arginina o la Yohimbina que
han demostrado una posible eficacia en el tratamiento de la disfunción eréctil. No se trata de simplificar el debate de si Medicina Tradicional o Medicina Natural, o de si
productos naturales o fármacos de laboratorio ya tan manido.

Parece que la gente que tiene miedo o recelo a la toma de medicamentos se les ‘ilumina’ la cara cuando su médico o a veces, su farmacéutico, les dice “no se preocupe si esto es
extracto de una planta, es natural”. Recordemos que muchos medicamentos potencialmente mortales a dosis inadecuadas son de origen natural, la digoxina (digitálicos, proveniente de la
planta Digitalis purpurea o dedalera), la morfina (alcaloide del opio, proveniente de la amapola o adormidera), etc.

Repasando algunas de estas páginas puedo leer cosas como “remedios que curan la Disfunción Eréctil, la Eyaculación Precoz y además alargan el pene, todo en
las misma pastilla”, “cremas que aplicadas al pene dicen mejorar la calidad y dureza de la erección”. Algunos anuncios se sirven de nombres parecidos a famosos fármacos, para
intentar confundir al comprador. Incluso algunos incluyen unas instrucciones de uso a “modo de ritual”, sencillamente ridículo.

Por favor mis queridos cibernautas un poco más de espíritu crítico. Puede, como he comentado antes, que algunas de estas sustancias de manera aislada tengan alguna
propiedad sobre el mecanismo de la erección, pero estos ‘remedios sexuales’ carecen de regulación alguna, no han sido aprobados para su comercialización, ni testados en
ningún ensayo clínico, ni siquiera figura en muchos de ellos su composición exacta, etc. No se conocen sus posibles efectos adversos, dosis tóxicas, interacciones
con otros medicamentos, en general, es una verdadera locura su consumo.

Ni que decir tiene, y lo hemos comentado en varias ocasiones, que los trastornos sexuales pueden ser el síntoma de alarma de muchas enfermedades que podemos tener y que desconocemos. Por
ello necesitan una correcta evaluación y diagnóstico por parte de un especialista.

Entiendo que el motivo del uso de estas sustancias puede ser la vergüenza a consultar, el miedo, y en algunas ocasiones el precio. La realidad es que los precios que anuncian no son
más baratos que lo que puede costar un fármaco legal, sin olvidar el riesgo que entraña tomarlo sin control médico.

Por tanto, sean muy precavidos, vayan de la mano de su médico que es mucho más prudente. Mi pregunta de esta semana es ¿han tomado ustedes o sus parejas este tipo de
productos? ¿Qué experiencia han tenido? Hasta la semana que viene a todos y todas.

Leggi Anche
Scrivi un commento