Cambio climàtico

Cambio climàtico

 

Científicos que viajan a bordo de un barco ruso afirman tener pruebas de que millones de toneladas de metano, un gas veinte veces más potente que el dióxido de
carbono desde el punto de vista del calentamiento atmosférico, está escapando a la atmósfera desde los fondos marinos del Ártico.

Depósitos masivos de metano encerrado bajo esos fondos marinos suben en forma de grandes burbujas a la superficie, fenómeno que coincide con un calentamiento del
Ártico y la desaparición de los bloques de hielo de sus aguas, según una información que divulgaba ayer en exclusividad el diario británico ‘The
Independent’.

Los depósitos de metano son importantes porque los investigadores creen que su emergencia ha sido responsable en épocas pasadas de rápidos aumentos de
temperaturas, cambios climáticos bruscos e incluso de la extinción de muchas especies.

Los científicos que han recorrido a bordo de un barco de investigación ruso toda la costa norte de Rusia han descubierto intensas concentraciones de metano en varias
zonas que cubren miles de kilómetros cuadrados de la plataforma continental siberiana. Recientemente han visto la superficie marina bullendo por el efecto de las ‘chimeneas de
metano’ que subían desde los fondos marinos.

Los expertos creen que ello se debe a que se han fundido las capas de permafrost (hielo permanentemente congelado) que impedían escapar el metano de los depósitos
submarinos formados antes de la última glaciación.

Los científicos temen que la liberación masiva de ese metano podría acelerar el calentamiento del planeta y dar lugar a un círculo vicioso por el cual cada
vez se fundiría más permafost y se liberarían mayores cantidades de gas de efecto invernadero.

La cantidad de metano depositado bajo el Ártico se calcula que supera al carbono almacenado en las reservas carboníferas mundiales, por lo que es de vital importancia la
estabilización de esos depósitos en un área que se está calentando a un ritmo mucho más rápido que otras del planeta.

Burbujas en el mar

Örjan Gustafsson, de la Universidad de Estocolmo, uno de los jefes del equipo de científicos que viaja en el barco ‘Jacob Smirnitskyi’, dice haber descubierto por primera
vez un campo en el que la liberación de metano era tan intensa que el gas no tenía tiempo de disolverse en el agua del mar sino que salía a la superficie en forma
de burbujas.

La existencia de esas ‘chimeneas de metano’ se documentó gracias a un sondeador de eco y a instrumentos sísmicos, explica el experto sueco, según el cual en
algunos lugares las concentraciones de metano eran cien veces superiores a los niveles normales.

Esas anomalías se documentaron en el Mar Siberiano Oriental y en el mar de Laptev, en una superficie de varias decenas de miles de kilómetros cuadrados, lo que equivale
a millones de toneladas de metano, según explicó Gustafson.

«La liberación de metano en esas regiones inaccesibles parecen indicar que la capa de permafrost está comenzando a perforarse, lo que permite escapar al gas. Hemos
encontrado niveles elevados de metano en la superficie del mar y aun más a ciertas profundidades», dijo el científico.

Las conclusiones de ese estudio de la plataforma siberiana, que se publicarán próximamente en el boletín de la Unión Geofísica Americana,
están siendo supervisadas por Igor Semiletov, de la Academia Rusa de Ciencias.

Desde 1994, Semiletov ha encabezado cerca de diez expediciones por el mar de Laptev, y durante los años noventa no detectó niveles elevados de metano, algo que
empezó a ocurrir, sin embargo, a partir del 2003.

Según ‘The Independent’, Semiletov ha sugerido varias posibles hipótesis que explicarían ese fenómeno. Entre ellas, un mayor volumen del agua de los
ríos siberianos, que llega además al mar a temperaturas algo más altas que en el pasado debido a la fusión de la capa helada de la tierra.

El Ártico ha registrado un incremento medio de las temperaturas de 4 grados centígrados en las últimas décadas y una fuerte disminución del
área oceánica cubierta por los hielos durante el verano, hasta dejar expedita en verano la mítica ruta marítima del Noroeste.

Leggi Anche
Scrivi un commento