Universidad inglesa advierte mayoría vinos contienen niveles altos metal

 

Un estudio elaborado por la Universidad de Kingston en Londres y publicado en la revista «Chemistry Central Journal» (Revista de Química Central), advierte del
peligro para la salud por la ingesta de iones de metales, presentes en la mayoría de los vinos comerciales.

Según los investigadores Declan P. Naughton y Andrea Petróczi, autores del estudio hecho público el pasado día 30 de octubre, solo los vinos analizados de
Argentina, Brasil e Italia se ven libres de este peligro de entre los de 15 países examinados.

Por el contrario, alerta de los valores máximos encontrados en los caldos de procedencia eslovaca y húngara.

Indica que la ingesta de una copa diaria de 250 ml. podría, a largo plazo, tener un efecto perjudicial en la salud del consumidor, y abre una duda sobre los beneficios del vino.

El estudio incluyó vinos tintos y blancos de Argentina, Austria, Brasil, República Checa, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Jordania, Macedonia, Portugal,
Serbia, Eslovaquia y España.

Se basa en la aplicación de una fórmula desarrollada por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos que calcula el riesgo potencial a la salud por la
exposición a largo plazo a tóxicos en el medio ambiente.

La fórmula en sí se denomina THQ (Target Hazard Quotient), calcula el coeficiente de riesgo basado en los niveles máximos considerados seguros para varias
sustancias químicas y se utiliza también en el caso de los mariscos, especies que acumulan materiales pesados.

En este estudio, los valores de THQ se han calculado en base a siete iones metálicos (Vanadio, Cromo, Manganeso, Níquel, Cobre, Zinc y Plomo) y descubre una
concentración alta de 126,2 para los hombres y de 157,22 para las mujeres (con variaciones de género, debido a la diferencias en el promedio de peso y la esperanza de
vida).

Los valores de THQ en la mayoría de los vinos eran superiores a 1.0 (el valor que se considera inofensivo) y los promedios máximos variaban entre 50 y 200, pero los vinos
húngaros y eslovacos llegaban a los 300.

Los vinos españoles presentan un alto componente de Cobre, aunque no son valores límites y situados un poco por debajo de la media.

El estudio concluye que sería necesario profundizar en esta investigación, e incluir la influencia de la variedad de la uva, el tipo de tierra, la región
geográfica, el nivel de insecticidas y las variaciones estacionales.

 

Leggi Anche
Scrivi un commento