Sanidad ordena inmovilizar los productos chinos con leche o derivados làcteos

 

La alarma despertada por la leche china contaminada con melamina, una sustancia que ha causado la muerte de cuatro bebés en China y ha provocado enfermedades a miles de
niños en el país asiático, ha llegado ya a toda Europa. De hecho, tras asegurar días atrás que el problema de la leche contaminada era un hecho
localizado exclusivamente en el país asiático, la Comisión Europea ha decidido ahora prohibir totalmente la entrada de alimentos provenientes de China y
destinados a niños o bebés que contengan «algún porcentaje» de leche, según informó ayer la portavoz comunitaria de Salud, Nina
Papadoulaki.

Bruselas reacciona así al dictamen de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que advierte del riesgo que entraña para los pequeños ingerir grandes
cantidades de productos derivados de leche que pudieran estar contaminados con melamina.

La Comisión no quiere que este asunto se les vaya de las manos y se produzca un problema similar al causado por la gripe aviar. Por ello, extremará los controles
realizando pruebas a «todos los productos procedentes de China que contengan más de un 50 por ciento de leche como ingrediente» y «de manera aleatoria a los
productos alimenticios de origen chino que ya están en el mercado comunitario». Bruselas espera que las medidas «preventivas» sean adoptadas por los
países de la UE hoy mismo.

Medidas nacionales

En España, Sanidad y Consumo ya ha pedido a todas las Comunidades autónomas que refuercen el control sobre los productos importados de China que contengan leche o
derivados lácteos, como chocolates, caramelos o galletas.

Según un portavoz de la Agencia de Seguridad Alimentaria, las comunidades deberán localizar e inmovilizar esos productos, cuyo ámbito de venta es «muy
restringido», pues se concentran en las tiendas de chinos. Eso sí, sólo en Madrid hay más de 3.000 establecimientos de este tipo.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, quiso calmar la alarma y aseguró que, por el momento, no les consta que en España haya productos a la venta que
contengan altas cantidades de melamina. Sin embargo, Facua- Consumidores en Acción informó ayer a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, a la
Secretaría General de Salud Pública y a la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía de que había localizado en una tienda regentada por
ciudadanos chinos en Sevilla caramelos de la marca White Rabbit Creamy Candies. Estos dulces han sido retirados en el Reino Unido y otros países ante las sospechas de que
estén contaminados con melamina. En todo caso, Soria hizo un llamamiento a la «prudencia» ante la posible aparición en un futuro de productos procedentes de
China.

Al parecer, las golosinas de la tienda de Sevilla procedían de Madrid. La Consejería de Sanidad de esta comunidad ya ha localizado y paralizado los lotes de caramelos
que permanecían en el almacén de un proveedor de la región. Según un portavoz de la Consejería, los inspectores de seguridad alimentaria han
«localizado y paralizado» las partidas de caramelos. Ahora investigan si los caramelos han sido distribuidos en la región para, en ese caso, inmovilizar los
productos, informa Efe.

Leggi Anche
Scrivi un commento