Argentina medirá hoy el alcance real de la nueva gripe

Argentina medirá hoy el alcance real de la nueva gripe

La alta incidencia de la nueva gripe en Argentina, con 100.000 posibles contagiados, está permitiendo comprobar un hecho estadístico importante: el virus H1N1 ataca con gran
virulencia a las embarazadas y a jóvenes de menos de 20 años, que no padecen ninguna enfermedad previa, sin que se sepan las causas de esa gravedad. De los 56 muertos que se
contabilizan en Argentina, al menos seis son mujeres jóvenes embarazadas. La última muerte registrada oficialmente es la de una mujer de 26 años, que dio a luz por
cesárea hace dos días, y que falleció ayer en la ciudad de Córdoba.

El ministro Juan Manzur anunció que hoy se celebrará una reunión de los responsables de Salud de todas las provincias, para poner en marcha la anunciada unificación
de protocolos sanitarios.

La ausencia de coordinación es objeto de críticas muy duras por parte de los especialistas en epidemiología. El ex director del Instituto Malbrán, Emilio Santabaya,
aseguró que los expertos de ese organismo (el único centro oficial en el que se hacen análisis con reactivos que permiten detectar el virus H1N1) presentaron en su
día a las autoridades varios informes anunciando la posibilidad de una fuerte epidemia de gripe A entre las últimas semanas de junio y las últimas de agosto, sin que nadie
preparara medidas de coordinación y contención.

Repercusión económica

La repercusión económica de la crisis sanitaria se empezará a calibrar mejor a partir de hoy, con la vuelta a la actividad comercial y burocrática habitual. La
Sociedad Argentina de Medicina del Trabajo calcula que se va a registrar un absentismo de un 30%, aproximadamente, no solo de enfermos de gripe, sino de personas que deben cuidar a familiares
contagiados o, simplemente, cuidar a los hijos en este periodo de vacaciones forzosas. Las organizaciones patronales aconsejan que animen a sus trabajadores a quedarse en casa al menor
síntoma de resfriado: “Es preferible un 30% de absentismo que un 60% de contagiados”.

En la capital se ha animado también a prescindir en lo posible del uso del transporte público y a utilizar los coches propios. Las advertencias de evitar lugares públicos
cerrados van produciendo poco a poco efecto, aunque ayer se podían ver bares y cafeterías ocupados a un tercio. En algunos lugares se han cerrado las discotecas y en otros se ha
prohibido el ingreso de menores de 18 años en los centros comerciales.

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ

Leggi Anche
Scrivi un commento